Sobre tortugas terrestres

Ellas constituyen una de las especies más apreciadas entre los amantes de este tipo de animales. Las tortugas ‘de caja’ son las más habituales en los domicilios como mascotas, aunque su cuidado y alimentación son bastante delicados, pues necesitan muchas atenciones. Y es que no basta con dejarlas en el jardí­n, sino que hay que brindarles lugares en donde se encuentren cómodas, y controlar su bienestar y salud.

Las tortugas terrestres necesitan bastante espacio. Pueden tenerse en casa, siempre y cuando se les destine un espacio dedicado a ellas. Si tenemos un espacio abierto exterior, se les puede hacer un habitáculo cerrado. En las tiendas especializadas suelen vender una especie de parques para tortugas, pero debemos tener en cuenta que tiene que tener espacio suficiente para una pequeña bañera donde refrescarse, un bebedero, zona de paseo y zona cubierta. Sin embargo, es recomendable dejarlas sueltas por la casa para que anden y hagan ejercicio. Tambií©n necesitan poder exponerse al sol al menos 1 o 2 horas al dí­a, siempre cuando ellas lo elijan.

En cuanto a su alimentación, se les puede dar calabaza, sandí­a, flor de diente de león, maí­z, lechuga, tomate, zanahorias, ciruelas o fresas. Además se les puede dar un poco de carne picada, caracoles e insectos. Estas tortugas viven unos 50-60 años, aunque es frecuente que duren 80 o más años. Se reproducen por huevos a partir de los 12 o15 años de edad.

Deja tu comentario