Por quí© los chicos deberí­an tener una Mascota

Los animales domí©sticos pueden ser un elemento importante para el desarrollo del niño en todos sus aspectos. Dos especialistas nos cuentan las ventajas de que los chicos tengan mascotas.

Las mascotas en la vida de los niños son muy importantes.

De ellas se puede aprender mucho, pero tambií©n generan obligaciones en los chicos.

Si tení©is hijos, seguro alguna vez te pidieron un perrito o un animalito para tener en casa. Si estás en el grupo de los que dieron el brazo a torcer, estarás de acuerdo con lo que sigue. Si todaví­a lo estás pensando, descubrí­ por quí© los especialistas afirman que el tener una mascota brinda infinidad de ventajas para los más chicos.

Numerosos estudios cientí­ficos demostraron que la relación entre una mascota y su dueño promueve la salud y prolonga la vida. Cuando los acariciamos, por ejemplo, la tensión arterial se reduce, además de producir efectos relajantes en nuestro organismo.

A nivel inmunológico, algunas investigaciones concluyeron que la convivencia con perros y gatos desde el nacimiento refuerza el sistema inmunológico y previene la aparición de alergias.

Más allá de la ciencia, está demostrado que í©sta unión es muy positiva. Para la psicóloga Anabella Racioppi, quien trabaja con equipos de pediatrí­a, la relación que un niño despliega con su mascota le ayuda a construir lazos basados en el respeto. Le genera, además, un enlace con la naturaleza, fija lí­mites, crea hábitos y le enseña el respeto hacia otros seres vivientes.

En la misma lí­nea, el mí©dico veterinario Luis Alberto Pico, integrante del equipo de la veterinaria Alem, destacó las ventajas de que los chicos tengan una mascota, aunque advirtió que no es una decisión a tomar de manera indiscriminada.

Ambos especialistas consultados por Tu Dí­a coincidieron en que convivir con una mascota desde edades tempranas ayuda a desarrollar mayor seguridad en sí­ mismo y en las relaciones con los demás.

«Todos necesitamos ser queridos y ser cuidados», resumió Pico. Es que cuidar de un animal tambií©n despierta sentimientos y potencia los afectos.

Racioppi tambií©n reconoció que los niños que conviven con mascotas pueden llegar a entender mejor los procesos vitales como el nacimiento y la muerte.

Tanto para los niños como para los adultos, sin importar la edad o el sexo, la compañí­a de una mascota resulta realmente saludable. Un animal puede llegar a ser una gran fuente de amor, compañí­a y ternura para la persona que lo posee.

Una tarea diaria. Es recomendable que el niño se haga cargo de las pequeñas tareas que supone tener un animal en casa: paseo, comida, lavado del plato de comida.

Un niño pequeño puede ayudar con el cuidado de manera simple, pero no puede responsabilizarse por todo el cuidado de una mascota. En este sentido, Pico advirtió que los padres deben supervisar siempre lo que sus hijos hacen con las mascotas, sobre todo si los pequeños tienen entre 3 y 9 años.

Es bueno:

* A traví©s de un animal domí©stico, el niño tiene la oportunidad de expresar cariño y afecto al momento de cuidarlo y atenderlo.

* Una mascota ayuda en la madurez del niño, le enseña el valor de adquirir un compromiso.

* Los chicos desarrollan su sentido de responsabilidad.

* Aumenta la confianza del niño en sí­ mismo, porque le confiaron el cuidado de la mascota.

* Es más sensible y tolerante, porque llega a comprender las necesidades de los demás, así­ como tambií©n sus diferentes formas de expresarlas.

* A traví©s de su mascota, el niño comprende que además de las palabras existen otras formas de transmitir cariño.

* El cuidar a su mascota lo obliga a organizarse y a disciplinarse para poder cumplir con sus deberes.

* Las mascotas son un verdadero antí­doto contra el estrí©s y una fuente inagotable de amor y compañí­a.

Ojo:

* Con una mascota, siempre existe el riesgo de mordeduras o arañazos. Amaestrar bien al animal y educar al niño para que lo respete y no lo moleste cuando come o duerme.

* Si se compra una mascota, se debe elegir una raza pací­fica, que tenga un temperamento adecuado para estar con niños.

* Es muy importante tener al animal muy bien vacunado, llevarlo regularmente al veterinario y, si le causa alguna lesión al niño, llevarlo al pediatra inmediatamente.

* Las mascotas tambií©n deben higienizarse ya que pueden ser transmisoras de hongos (tiñas) y pulgas.

* No se debe dejar al niño tocar los excrementos de los animales y siempre se debe lavar las manos despuí©s de tocar al animal.

* No debemos dejar nunca al niño solo con la mascota.

Fuente de amor:

El querer y cuidar una mascota enriquece la vida de muchos niños.

Antes que nada:

Un perro no es un juguete. La tenencia debe ser responsable y entender que es un integrante más de la familia.

Deja tu comentario